Apuestas juegos Canadá

La aprobacion de una Ley del juego y apuestas de la Comunidad Autonoma de Andalucia es necesaria e incluso urgente, dado que la realidad social desborda la posibilidad de actuacion de la Administracion Autonoma con las normas estatales, y fue en su dia aconsejada por El Consejo de Estado, en dictamen fechado el dia 21 de marzo deque recomendaba impulsar el desarrollo legislativo en la Comunidad. Efectivamente, en el tiempo transcurrido se ha podido Comprobar que la mera aplicacion de la normativa estatal no es suficiente si se pretende una eficaz gestion en las competencias en materia de casinos, juego y apuestas, lo que justifica la labor que ahora se emprende de dictar un texto que, con el rango de Ley, incorpore a su articulado, con vision de conjunto y criterio de unidad, las Normas Basicas a las que deba ajustarse la ordenacion del juego y las apuestas en la Comunidad Autonoma de Andalucia, y que operara hacia el futuro como via segura para su armonico desarrollo ulterior, Evitando con ello los riesgos de que los defectos denunciados se agraven y acentuen. El nucleo de la Ley gira sobre el concepto de juego y apuestas autorizados, determinante de su penalizacion cuando las condiciones esenciales no se cumplen.

El aforo máximo permitido es de 50 personas

Que el Parlamento de Andalucía ha aceptado y yo, en nombre del Rey y por autoridad que confieren la Constitución y el Estatuto de Libertad, promulgo y ordeno la publicación de la siguiente. El artículo En lo que respecta a las infracciones y sanciones, la Ley opta por una solución por la que se garantizan a la vez los abecé de legalidad y eficacia, estableciendo un procedimiento sancionador propio. Planificar los juegos y apuestas en la Comunidad Autónoma, teniendo en cuenta la realidad y la incidencia social del juego y de las apuestas sus repercusiones económicas y tributarias y la necesidad de diversificar el juego. Conceder las autorizaciones necesarias para realizar las actividades relacionadas con los juegos y apuestas en la Comunidad Autónoma, en los términos que se determinen reglamentariamente. Controlar los aspectos administrativos y técnicos del juego y las apuestas y de las empresas y locales donde se gestionen y practiquen. La concesión no excluye la obtención de las licencias preceptivas.