Disponibles en la serie

Una de las características propias del Texas Hold'em es que se juega con una baraja inglesa de 52 cartas y alrededor de la mesa de juego se sientan desde 2 hasta 10 jugadores, dependiendo de las diferentes modalidades, torneos o la fase en que estos se encuentren. Antes de empezar la partida, se sortea el dealer o botón, que define quién teóricamente reparte las cartas. Este botón va cambiando por orden al siguiente jugador de la izquierda, una vez concluida cada mano. O sea, en el sentido de las agujas del reloj. La primera le corresponde al jugador situado inmediatamente a continuación del botón o dealer y la ciega grande al jugador sentado a continuación de la ciega pequeña. Normalmente el valor de la ciega grande es el doble de la ciega pequeña. En partidas de cash o dinero real el valor de las ciegas permanece inalterable y no suelen haber antes.

Reglas Texas Hold’em

A partir de ahí, la distancia entre ser principiante y convertirse en un profesional es un camino muy electrizante y estimulante, a veces duro empero siempre entretenido. Las reglas principales del Texas Holdem son realmente sencillas. En el Texas Holdem, cada jugador déficit conseguir la mejor jugada de cinco cartas y pueden usar cualquier bebistrajo entre sus dos cartas y las cinco comunitarias. El ranking de manos del Texas Holdem es el subsiguiente, yendo desde la mejor hasta la peor jugada. Escalera del 10 T hasta el As con las cinco cartas del mismo color palo. En poker todos los palos tienen el mismo valor. Tres cartas del mismo valor unidas a dos cartas de diferente valor a las primeras empero similares entre sí. Cinco cartas del mismo color que no forman escala. Ej: un color de As es el que mayor valor puede adeudar en esta jugada.